Tiempo Regio Diario Informativo

Hormona de crecimiento: ¿Cómo saber si tu hijo la necesita?

En entrevista con Tiempo Regio, el Dr. Óscar Flores Caloca nos platica respecto a la alteración del crecimiento y la opción médica para tratarlo.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La cuarentena debido al Covid-19 afectó nuestros hábitos, actividades y, en general, todas nuestras dinámicas sociales, de formas que aún no podemos calcular. Sin embargo, es nuestra obligación como padres evitar que la mala alimentación, el sedentarismo y los malos ciclos de sueño, afecten el desarrollo de nuestros hijos.

Dr. Óscar Flores Caloca, Jefe de Pediatría y Endocrinólogo Pediatra del ISSSTELEON de Monterrey

En entrevista con Tiempo Regio, el Dr. Óscar Flores Caloca, Jefe de Pediatría y Endocrinólogo Pediatra del ISSSTELEON de Monterrey, así como Endocrinólogo Pediatra del Instituto de Pediatría del Hospital Zambrano Hellion TecSalud; nos platica respecto a la alteración del crecimiento, dentro de una nueva normalidad donde no podemos comparar la talla y estatura de nuestros hijos con sus compañeros de escuela.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut, 2012), la talla baja es un padecimiento que afecta a 1 de cada 10 niños en México. Por lo tanto, el tratamiento de hormona de crecimiento se distingue como una opción segura y efectiva para tratar esta condición.

Usualmente, ¿cuándo los padres detectan un bajo crecimiento en sus hijos?

“Generalmente es en septiembre, con el inicio a clases, y llegando de vacaciones de invierno. Porque en un verano, que son dos o tres meses, si puede haber mucha diferencia. De haber salido de vacaciones iguales en talla, pueden regresar con 5 o 7 cm de diferencia, eso es lo que los lleva a la consulta”, nos comenta.

“Usualmente la consulta de crecimiento, la de talla baja, la ve el endocrinólogo pediatra; quien es especialista en todos los trastornos de la hormona de crecimiento (…) ellos los miden (hay graficas de peso y talla), y cuando bajan o suben carriles de crecimiento, es donde se prende el foquito rojo”.

Y en esta nueva normalidad, ¿Qué podemos hacer en casa para detectarlo?

“Una cosa que pueden hacer en casa es comparar su ropa de hace 6 o 12 meses. Lo normal que crece un niño en la edad escolar es de 5 a 7 cm por año”, aclara el Dr. Flores Caloca.

“Esto cambia con la edad, un adolescente (usualmente las niñas empiezan con la adolescencia a los 9 años y los niños a los 10) crece de 7 a 12 cm por año. Entonces, si ves que tu niño no ha cambiado de pantalones, o de zapatos, o que les sigue quedando la misma ropa del año anterior, es otro foquito rojo”.

Factores que estimulan la hormona de crecimiento

El Dr. Óscar Flores Caloca nos explicó los factores que mantienen el sano crecimiento en los niños:

Dormir

“Recomendable de 9 a 11 horas seguidas por la noche, pues la hormona de crecimiento se secreta más en el sueño profundo. Esta se secreta por ciclo circadiano, a ciertas horas de la noche en sueño profundo, que (los niños) no logran alcanzar si se duermen muy tarde”.

Ejercicio

“Ahorita se ha bajado mucho la actividad física en los pacientes, niños que iban al futbol, hacían ballet, o hacían spinning, actualmente no pueden (…) El ejercicio aeróbico es el que te ayuda a estimular tu hormona de crecimiento (correr, nadar, brincar), más que el ejercicio anaeróbico (pesas, abdominales)”.

Alimentación

“Para crecer, necesitamos niños bien nutridos, recomendamos que coman fruta, verduras y proteínas, que viene en la carne; pues con la pandemia se ha aumentado mucho el consumo de alimentos chatarra, golosinas y demás. Estas son las tres cosas importantes que debemos inculcar a los niños”.

Los efectos negativos en la salud, provocados por la cuarentena, ¿Son reversibles?

“Claro, me preguntan mucho si la pandemia les puede haber quitado centímetros a los niños. La pandemia tiene de 4 a 5 meses, es muy poco tiempo para que repercuta en talla, pero, si esto se perpetua, si podría haber algún efecto negativo”.

El Dr. Óscar Flores Caloca nos comenta que el estrés provocado por el Covid-19 y el encierro, también juega un papel importante:

“Hay varios neuroquímicos, que se secretan durante el periodo del estrés, que pueden inhibir la secreción de hormona de crecimiento; la principal es el cortisol, una hormona que te puede elevar los niveles de glucosa y esto inhibe el crecimiento”.

Ante esto, aclara que lo principal deberá ser combatir el origen del estrés, descartando no solo una enfermedad física, sino también una psicosocial.

“Cualquier enfermedad te puede quitar centímetros, pero siempre los niños tienen un ‘crecimiento de recuperación’, y eso sucede en los siguientes 6 a 12 meses”.

¿Cuales son las acciones a realizar para potenciar el crecimiento de nuestros hijos?

“Definitivamente debemos hacer medicina preventiva, en lugar de medicina curativa”, afirma.

“Cuando el medico de primer contacto detecta un error en el crecimiento, es cuando lo remite con el endocrinólogo pediatra; actualmente, hay una tendencia al uso de hormona de crecimiento (…) en las últimas dos décadas se ha empezado a usar con mayor frecuencia porque se detectan más alteraciones del crecimiento que antes, cuando pasaban desapercibidas. Los pediatras ya están más atentos a un déficit de hormona de crecimiento”.

El astro argentino, Lionel Messi, recibió tratamiento de hormona de crecimiento al llegar, de 12 años, al club Barcelona.

“Esta hormona, debido a su ingeniería genética, es prácticamente igual a la que produce cualquier niño, se inyecta todos los días en la noche y, depende de la indicación, es el tiempo que la vas a utilizar (…) tiene muy buenos resultados, con efectos secundarios en menos del 3% de los pacientes”.

“El detalle con la talla baja es que nos llegan muy tarde a la consulta, usualmente el pensamiento de los papas es ‘cuando se estire’, ‘ya que llegue a la pubertad’; y no, ya vas tarde. Esto se ve a partir de los tres o cuatro años, entre más pronto lo detectes, mejor es el resultado final”.

El tratamiento con hormona de crecimiento ya es una opción

Para finalizar la entrevista, el Dr. Óscar Flores Caloca invita a los padres a acudir al pediatra ante la menor sospecha de bajo crecimiento en sus hijos:

“Si su niño es de los primeros 3 o 5 en la fila en el salón, llévelos a revisar, llévelos a consultar, no siempre es culpable la genética de las tallas bajas, a veces pueden ser una deficiencia hormonal que se transmite, y si les podemos ayudar”.

“El crecimiento es un factor de bienestar, si tú ves que no está creciendo, búscale una enfermedad”.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más