Tiempo Regio Diario Informativo

Gaby Heredia: 111 formas de comunicarte con los Ángeles y Arcángeles – Primera parte

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Guadalajara, México, enero de 2020.- Dos de las principales inquietudes que externan las personas que desean acercarse a los Ángeles son: ¿Cómo pueden comunicarse con ellos y qué deben hacer para que los ayuden en lo que necesitan?: encontrar el amor, atraer abundancia, salir de una enfermedad, lograr un objetivo, etcétera. Pues bien, Gaby Heredia, angelóloga y terapeuta espiritual, te comparte las respuestas con 111 sencillas formas para entrar en contacto con el amor incondicional de los Ángeles y Arcángeles para cambiar tu vida con su ayuda. Estos seres de luz “trabajan” las 24 horas del día en tu beneficio. No se cansan, no te juzgan, no se enojan y no les importa el qué o el cómo les pidas lo que necesitas o quieres, pero sí tienen una condición: deberás pedirles tú lo que deseas para que puedan ayudarte.

La magia de este libro

De acuerdo a la autora, son 111 formas de comunicarte con los Ángeles y Arcángeles, porque de acuerdo a la numerología angelical, el uno tiene un significado muy poderoso, es decir, pide un deseo y se te concederá. Por esa razón, Gaby tituló así su libro, para que las personas externen los deseos de trabajo, amor o salud, y se les conceda, pues es lo que van a encontrar en este libro. La facilidad de conectar con estos seres de luz que están a nuestro alrededor, a todas horas, a nuestra disposición. Lo único que necesitamos es pedir en esas situaciones que no está en nuestras manos resolver; ellos nos ayudan a señalarnos el camino, nos abren las puertas para, realmente, encontrar esa respuesta. Eso es en lo que este libro ayudará a los lectores.

Su mamá la guio por el camino espiritual

El don que tiene Gaby Heredia lo heredó de su madre, ya que su mamá es una persona muy esotérica y practica la lectura del café y el tarot; cosas que a Gaby no le gustan, sin embargo, su madre nunca le cerró el canal de poder sentir, de poder ver; un canal que tenemos todos, absolutamente todos, pues llegamos a este mundo con este maravilloso don de poder conectar con estos seres de luz que, obviamente, permiten que nuestra energía vibre a la más alta frecuencia, y poder atraer lo que necesitamos. Su mamá le pasó todo ese amor hacia los Ángeles y, hoy, está diciéndole a las personas que pidan, para que empiecen a tener una vida diferente, una vida donde realmente te conectas con tu alma.

Todos podemos llegar a comunicarnos con los ángeles

“Todos podemos sentir, llegar a visualizar, llegar a escuchar la comunicación con los seres angelicales. En lo particular, a veces los siento, o en mis sueños llego a ver personas que no conozco, son ángeles que me dan estos mensajes. En ocasiones, conozco a personas por primera vez y vienen a darme un mensaje, me dicen algo que yo necesitaba escuchar. Para mí, fue un ángel que vino a manifestarse y a darme ese mensaje. Por supuesto que los podemos sentir, ver colores cuando estamos dormidos o cuando meditamos, y todos podemos llegar a tenerlo. Todos podemos llegar a comunicarnos con los seres angelicales, lo importante es que empieces a conectar y a, realmente, pedirlos y llamarlos. Todos podemos tener esa conexión, lo importante es que empieces a hacerlo para que obtengas los beneficios y te sientas escuchado”.

Ángeles y Arcángeles, ¿cuál es la diferencia?

De acuerdo a la angelóloga, los ángeles vienen cuando nacemos, son nuestros ángeles de la guarda, los que nos escoltan todo el tiempo, a todas horas; y los arcángeles tienen ciertas especialidades, por ejemplo, el arcángel Rafael, que es verde esmeralda, es el doctor de los arcángeles, es el que guía las manos de los doctores para que operen bien, para que sanen las personas; es el que cuando nos enfermamos y le pedimos, nos manda a ese doctor, ese medicamento o esa técnica que nos va a curar. Los arcángeles tienen especialidades que nos ayudan a resolver muchas situaciones en nuestra vida. Por otra parte, los ángeles no nos ayudan si no lo pedimos.

“Yo siempre he creído y siempre lo digo: Dios nunca nos manda nada negativo. Todo lo que hemos generado y estamos viviendo hoy en día, es creado por nosotros. Él hizo un mundo perfecto, si tú ves los árboles, la naturaleza, es hermosa y perfecta; el cambio de primavera a otoño es perfecto. Todo lo que Él creo es para nosotros, a nosotros nos hizo perfectos; todos los abusos son creados por nosotros, por todo lo que permitimos. Muchas veces yo les digo: Toda la violencia que vemos, es porque vemos la nota roja en los periódicos o estamos viendo una película donde sólo estás viendo violencia. Estamos aportando como comunidad a que eso cada vez sea más común y sea cada día más y más. Cuando tú empieces realmente a pedir en este mundo y a meterte en un mundo espiritual, donde realmente descanses en paz, sabiendo lo que tú hiciste en tu día, lo que has realizado en tu vida está siendo satisfactorio para ti, vas a dormir tranquilo y en paz, vas a apartar para tu comunidad y tu familia cercana pegada. Eso es lo más importante y que todos debemos de hacer”.

Los seres angelicales son cien por ciento amor

“Tal vez más de una madre que perdió a un hijo diga: ‘Dios nunca me ayudó’. Al contrario, de todo eso que llegamos a ver, que es muy difícil, siempre vienen situaciones de bendiciones en donde vas a recibir muchas cosas a cambio, pero es importante hacer cambios, es importante realmente prepararnos, porque tanto a personas malas como buenas nos pasan cosas buenas y malas. De niños nuestros padre suelen decir, ‘Si eres bueno nada malo te pasará’, no, sí nos pasa y tenemos que estar preparados y si tú estás preparado espiritualmente, cuando llegan esos trancazos de la vida, vas a poder levantarte y poder ver todas las bendiciones que va a traer, porque tanto ese bebé o ese niño, no vino en balde a esta vida a ser hijo de esos papás, vino a demostrar muchas cosas, a lo mejor sacar el coraje de esos papás para buscar respuestas o ayudar a otras personas con el mismo dolor. No lo sabemos, pero siempre vamos a encontrar una solución de amor, porque ellos son cien por ciento amor, así como el Dios que nos creó”.

Las enfermedades las creamos nosotros

“Cuando uno empieza hacer conexión con uno mismo y empezamos a pedir respuestas, es increíble cómo se manifiestan, por ejemplo, yo me enfermé hace varios años, es muy raro que me enferme y no tomo ni una aspirina, pues me curo muy natural. Pues bien, le pedí a los ángeles que me guiaran con un doctor, de repente escuchaba el nombre de una persona. Cuando un tío, que es nuestro doctor de cabecera, me recomendó a un médico especialista, ese era el nombre que había escuchado. Cuando me auscultó, me dijo que padecía hipotiroidismo y me dijo que iba a tomar una pastilla por el resto de mi vida, pero vas a estar muy bien controlada. No es nada del otro mundo. Es muy común.  A partir de ese día empecé a hacer meditaciones con el arcángel Rafael, que es el de la salud. Le pedí que me ayudara a entender porque tenía esta enfermedad y porque ha creado mi cuerpo esta enfermedad y me vino un momento en donde mi mamá estaba en una situación muy difícil con mi papá, pues le habían dado tres infartos y en el tercero quedó muy mal, pues la mitad de su cuerpo no lo podía mover”.

¡Esto es un milagro, no tienes nada!

“Además, mi papá estaba de muy mal humor y le hablaba muy feo a mi mamá. Recuerdo que una vez se me quedó tan grabado, pues fue tan grosero con ella y no le podía decir nada por su estado, pero con su cara de decepción, me dijo todo. Cuando hice meditación me vino eso: entendí que mi enfermedad era a consecuencia de tratar de defender a mi mamá, por querer sacarla de esos momentos tan difíciles que ella estaba viviendo, pero yo no los creé, esos momentos no se los hice a mi mamá, ella decidió vivir así, ella decidió casarse con mi papá y estar con él, yo no. Entonces, cuando entendí eso, me costó muchísimo trabajo de meditación: muchos días, muchas meditaciones, mucha información, muchas lágrimas. Me sentía muy triste, pero cuando realmente dejé de ir con mi mamá, el día que le enseñé al doctor mis estudios, los revisó y dijo, ‘¡Esto es un milagro, no tienes nada!’, le dije que fueron mis ángeles los que me ayudaron. Realmente creo que existen y fueron ellos los que me ayudaron. En realidad, yo les pido con mucha devoción y con mucho amor, porque así me ayudó mi mamá, y así lo hago y así se lo voy a enseñar a mi hija”.

Poner a prueba uno de los ejercicios

Los resultados serán conforme a como uno los vea, si tú no crees o no quieres creer en nada, no pasa nada, pero dentro de lo que tú vivas, hazlo extraordinario. El libro 111 formas de comunicarte con los Ángeles y Arcángeles te ayuda a eso. A las personas que a lo mejor tienen esa espinita de vivir ese momento mágico, Gaby les sugiere que pongan a prueba uno de los ejercicios.

“Con un ejercicio que tú practiques, puedes volver a sentir esa emoción, volver a tener esos sentimientos y tenerlos cada vez que tú lo quieras. Porque es hermoso, nada más es cuestión de dedicarle tiempo a nuestra alma, pues es lo único con lo que vivimos y es con lo único que nos vamos a ir. No nos vamos a llevar los automóviles, la casa, el dinero ni nada; pero tu alma sí. Y cuando estemos en el otro plano, seas quien seas y hayas hecho lo que hayas hecho, te van a recibir con los brazos abiertos, y te van dar la bienvenida, y te van a preguntar cómo te fue en la Tierra, cómo te trató la vida; ahí vas a decir: ‘Fue increíble, la disfruté, la gocé, la viví a plenitud; dejé mucho aprendizaje a mis seres queridos’. Eso te da el conectar con tu espiritualidad. Eso es lo que voy hacer, hasta el día que me canse de poderle hacer la diferencia a personas que realmente lo quieran”.

Datos de contacto

https://www.facebook.com/angelescercadeti/

https://twitter.com/Angelcercadeti

https://www.instagram.com/angelescercadetiporgabyheredia/

contacto@angelescercadeti.com

www.angelescercadeti.com

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más