Tiempo Regio Diario Informativo

Un día lluvioso en Nueva York, una comedia agridulce de Woody Allen

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Un director tan reconocido como Woody Allen, siempre se ha caracterizado por regalarle al espectador esos profundos diálogos que llenan su pensamiento, Así como divertidas comedias románticas, en “Un día lluvioso en Nueva York”, nos queda a deber más de su ingenio.

En este filme Allen hace una crítica sutil a la alta sociedad neoyorkina, punzantes críticas al periodismo, clase política, excentricidades y que si bien, es ambientada en la sociedad y época actual, si se le quitara un poco de tecnología, podría pasar desapercibido si está en el siglo XXI o en los años Sesentas. El filme es una retrospectiva a las relaciones humanas, o sea, al amor en sí.

Este filme sigue el estilo de su director, el cual es un trabajo introspectivo el cual maneja en la mayoría de sus películas, se apoya en un imaginario nostálgico, con personajes desfasados en el tiempo actual.
Un día lluvioso en Nueva York es una comedia romántica, que realmente como comedia no causa mucha risa, y el romance no llena las expectativas, la pareja protagonista es Gatsby Welles interpretado por Timotheé Chalamet, el cual es un joven millonario, inteligente, fresa, pero neurótico y rebelde, cuyo mundo es el mundo de los bares de jazz y el póker, juego en el cual es un AS. Su novia es Ashleigh Enright hija de un banquero de Tucson, Arizona una novel estudiante de periodismo, es la clásica chica simpática, algo tonta, ingenua pero inteligente, interpretada por Elle Fanning.

Gatsby y Ashleigh viajan un fin de semana a Nueva York, la razón es porque Ashleigh ha conseguido una entrevista con un renombrado director de cine llamado Rollan Pollard interpretado por Liev Schreiber, al entrevistarse con él, es donde la historia se divide, entonces, cada uno de los protagonistas vive sus propias aventuras, mientras Gatsby visita a su hermano que tiene problemas en su relación amorosa, juega al póker y gana miles de dólares, visita a su familia en especial a su madre con la cual no lleva una buena relación, Ashleigh pasa por situaciones más divertidas, al no solo convivir con Liev Schreiber, sino que vivirá situaciones con Jude Law y Diego Luna, mientras Timotheé Chalamet se relaciona poco a poco con Selena Gómez.

La falta de fuerza en el guion en los momentos de humor o de tensión resulta hasta incomodo, al mostrarnos un nerviosismo exagerado de una joven periodista universitaria que se adentra en el mundo cinematográfico con directores, guionistas o actores o al tratar de arrancar una risa al espectador con deformaciones físicas transformadas en hipo por conflicto sexual en Ashleigh o una risa insoportable de Lily (Annaleigh Ashford), prometida del hermano de Gatsby con el objetivo de causar una risa en el espectador.

El guión de “Un día lluvioso en Nueva York” se desarrolló en medio del movimiento #MeToo y del resurgimiento de los problemas familiares de Woody Allen, al ser acusado de agresión sexual por su hija Dylan desde 1992, razón por la cual Amazon Studios le revoco el contrato que se tenía para poder filmar 4 películas. De estas películas fue precisamente “Un día lluvioso en Nueva York” la única que se llegó a concretar. Resulta inevitable pensar que, la historia no haga referencia al acoso, ya que, en una noche, Ashleigh es intentada seducir por el director Rollan Pollard, por el Guionista interpretado por Jude Law y por el actor Francisco Vega interpretado por Diego Luna, hombres décadas mayores que ella, propuestas para salir, cenar o viajar, propuestas que son al aire y sin que cada una hilen su historia con la otra.

Lo sensacional es la fotografía y ambientación, tonos dorados y colores ámbar que iluminan las calles de Nueva York, la luz que ingresa por los pasillos de los edificios, y los matices suaves, que hacen que se ilumine la pantalla, esto gracias a Vittorio Storaro (El último emperador, el último tango en parís).

Si te gusta las películas de este gran director Woody Allen y te apasiona su filmografía, es una película que disfrutarás, si no, esta es una película menor, pero que de ninguna manera es mala, sin embargo, no logra mantener el encanto de su estilo.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más