Tiempo Regio Diario Informativo

IMSS de Puebla presentó exitoso trasplante de células madre a menor

En la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) San José, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), resultó todo un éxito el trasplante de células madre de cordón umbilical al menor Servando Enrique Hernández

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

En la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) San José, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), resultó todo un éxito el trasplante de células madre de cordón umbilical al menor Servando Enrique Hernández.

En entrevista Alejandro Limón Flores, jefe del servicio de Onco Hematología de dicho nosocomio del IMSS en Puebla dijo que el menor llegó en 2005 sufriendo del cáncer de la médula ósea, específicamente leucemia linfoblástica aguda, el cual es el más frecuente que existe en la infancia.

“Ha evolucionado favorablemente desde entonces y la leucemia no reapareció y se erradicó por completo, de ahí, que tiene una vida normal, en donde el trasplante el menor tenía tres años”, acotó.

Alejandro Limón dijo que los tratamientos convencionales que recibió no lograron controlar la enfermedad y se volvió resistente, de ahí, que recurrieron a un trasplante de células madre de sangre de cordón umbilical en junio de 2006.

Subrayó que hoy tiene 14 años y lleva una vida completamente normal, de ahí, que 11 años después de aplicado el tratamiento de trasplante lo tienen catalogado como un caso de éxito terapéutico y un orgullo para el nosocomio.

El especialista del IMSS dijo que llevan a cabo un trasplante cada 10 días, desde hace varios años de manera regular.

Por su parte, Obdulio Pérez Flores, madre del menor y originaria de Yauhquemehcan, Tlaxcala dijo que gracias a Dios que puso a las personas indicadas para recibir el apoyo y atención su hijo, el cual hoy puede contar su historia.

Pérez Flores dijo que como familia es una experiencia muy grande, si bien se presentaron muchas dificultades y problemas, pero todo eso hizo más fuerte el núcleo familiar.

“Nuestra experiencia la compartimos con muchas personas constantemente, en pláticas con gente que pasa por el mismo problema”, acotó.

Subrayó que no todo es responsabilidad de los médicos y del hospital, sino que también es de los padres de familia, de brindar los cuidados necesarios durante el tratamiento.

Es un éxito, ya que ahora puede pasar un año sin ningún padecimiento de gripe, o estomacal, lo que muestra un estado de salud fuerte, y hoy ya casi alcanza el 1.70 metros de estatura, y buen peso, resaltó la madre del menor.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más