Tiempo Regio Diario Informativo

Clarobscuro, comentarios con sentido político: Mundo Bizarro

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Hace un año se adormecieron en el sueño bizarro de poner en la sombra al ahora ex gobernador Medina y desterrar la corrupción de las prácticas gubernamentales.

Mundo Bizarro. Semana tras semana, el resonante lenguaje del gobernante en turno, lacera los oídos de los nuevoleoneses y en su mayoría trasciende más allá de la geografía del estado.

Esas redes sociales que alabó en campaña, ahora se descosen con el jocoso lenguaje, del personaje que investido de los poderes sexenales, que se cree dueño del terruño y por ello impune para parafrasear en sus suculentas ocurrencias, que si bien no aportan culturalmente ningún ápice de sabiduría, si por el contrario causan la hilaridad del auditorio.

Hace un año se adormecieron en el sueño bizarro de poner en la sombra al ahora ex gobernador Medina y desterrar la corrupción de las prácticas gubernamentales, pues recién iniciada la administración el espectro del cobijagate se apareció con sus villancicos, allá por la Navidad pasada.

Y nuestro personaje investido de su peculiar personalidad, no le afloja creando sus particulares frases, que igual incluyen el quehacer gubernamental, con la cómica descripción de una desafortunada intervención pública.

No ceja JAIME de ahondar en su desafortunado discurso, ese que lastima y lacera la curtida piel del nuevoleones. Se empeña en aferrarse a la incultura y hay quienes se preguntan “no habrá quien le diga cómo comportarse”.

Pues no se trata de si exista o no uno o muchos asesores, de la lingüística, de la personalidad, de los buenos modales, si estás opiniones se estrellan en el muro de la soberbia y la ignorancia.

La cultura no se adquiere por decreto, en la vida del susodicho no hay escala ni en la cultura, ni en la educación, ni en el buen trato, entonces cómo es de esperarse de mejores cosas, como aquellas que apenas hace días dijo “a las niñas gordas, no las quiere nadie” y la corrección pues estuvo peor, porque involucró a las embarazadas, identificando otro tipo de gordas.

Así las cosas, triste es amanecer, esperando las nuevas del palacio, para que nutran las redes sociales con el lenguaje bizantino que sobresale en el mundo bizarro que solo existe en la conciencia de los inquilinos de cinco de mayo y Zaragoza y son quienes celebran con júbilo las creatividades de su líder patrón, ante la exacerbada paciencia del ciudadano que votó por el, que ya ni espera ni una mejora, sino que transcurran los cinco y medio años que faltan para que se vaya, eso sí con su morral repleto de frases para engrosar el libro del filósofo de Pablillos.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más