Tiempo Regio Diario Informativo

Vencedor (Overcomer) – una película donde la identidad puede cambiar

Los hermanos Alex y Stephen Kendrick nos entregan una nueva cinta, en 2015 se estrenó War Room (un lugar donde rezar, cuarto de guerra) donde no obtuvo buenas críticas, sin embargo, se convirtió en la película cristiana más taquillera de USA al recaudar 74 millones de dólares en el mundo.

Hoy los hermanos kendrick nos entregan Vencedor (Overcomer), película que se estrenó hace tres de semanas en USA y que ha logrado ser un éxito al llegar al top 5 de las más vistas. Este viernes 13 de septiembre se estrena en más de 200 salas de Cinépolis.

“Estamos muy emocionados de que gente de diferentes trasfondos sociales y culturales están compartiendo sus testimonios a través de redes sociales, creamos una variedad de diferentes personajes esperando que el público se identifique con alguno de ellos, es emocionante escuchar al público al salir de la sala de cine compartiendo sus emociones” – Stephen Kendrick

La cinta nos habla de John Harrison (Alex Kendrick) un entrenador de basquetbol colegial, el cual de la noche a la mañana sus sueños por participar en el campeonato estatal se ven frustrados al ver que la planta manufacturadora más grande de la ciudad cierra sus operaciones dejando a la deriva a cientos de empleados, padres de sus jugadores y estudiantes, y ver así, como se diluye la posibilidad de competir por el campeonato de baloncesto, así que él, su familia y su equipo se enfrentaran a un futuro incierto.

La directora de la escuela lo insta a hacerse entrenador del equipo de campo traviesa un deporte que no le gusta, con un equipo… que no existe, ya que a las pruebas solo asiste una corredora la cual tiene sus propias luchas internas.

Hannah Scott (Aryn Wright-Thompson)  es una niña solitaria de 15 años, la cual tiene que luchar con su pasado, al ser una niña huérfana con problemas de autoestima y de actitudes cuestionables la cual está al cuidado de su abuela la cual su vida es amarga y vacía, sin embargo es la única que acude al llamado para integrar el equipo de campo traviesa con Harrison.

La vida de ambos personajes empieza a ser empática y cada uno lucha por sacar adelante sus frustraciones, amarguras y miedos… hasta que una situación inesperada hace que el coach Harrison descubra que la joven promesa tiene mucho más que enseñarle a él que viceversa.

Esta película es de superación personal, nos habla de que se puede cambiar nuestra identidad de fe, la cinta tiene un público cautivo, la cual es una formula, se crean situaciones con personajes que no ven la salida, lo cual conmueve al público y al final algo inesperado sucede, sacando adelante a los involucrados y se aprende una lección.

La película es buena y digna de verse, nos lleva a pasar por diferentes emociones, en algunos lapsos simpáticos, en otros al borde del llanto y al final la emoción del triunfo. Apta para todo publico

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptoLeér más