Tiempo Regio Diario Informativo

Mercado Libre apoya a sus empleadas que quieran congelar sus óvulos

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). – La discusión fue muy meditada. Sobre la mesa estaba el análisis de una nueva prestación para los colaboradores de la empresa. El equipo directivo que valoraba la propuesta sabía que podía ir acompañada de polémica. Por ello, analizaron cada posibilidad y argumento. Y, en el proceso, surgieron preguntas complejas, desde si podría verse como una medida para impulsar la productividad, hasta algunas sobre creencias espirituales. Sin embargo, el mensaje fue claro: Mercado Libre comenzaría a ofrecer a sus empleadas, en todos los países de América Latina donde opera, un nuevo beneficio: financiamiento para la preservación de sus óvulos.

Alessandra Góngora, directora de Recursos Humanos de Mercado Libre México, es consciente de que se ha opinado mucho sobre el tema, y no siempre a favor, desde que Facebook anunció en octubre de 2014 esta prestación para sus empleadas, un camino en el que le siguieron otras tecnológicas de Silicon Valley.

Sin embargo, la directiva le quita a la medida cualquier intento de polémica. “Cuando escuchábamos argumentos, aparecieron preguntas controversiales. Pero descubrimos que preferíamos poner las condiciones para acompañar a nuestros colaboradores en sus decisiones de vida y vivir con la controversia”, explica.

Mercado Libre se convirtió así –señala Góngora– en la primera empresa latinoamericana en presentar esta prestación. Desde el pasado mes de julio, sus colaboradoras mayores de 33 años pueden solicitar apoyo financiero para cubrir el 70% del costo del tratamiento de congelación de óvulos, con un tope máximo del costo total, de 5,000 dólares. El precio de este procedimiento en México oscila entre 60,000 y 90,000 pesos, según clínicas consultadas.

Plan integral

Artículos Relacionados
1 De 261

El beneficio se suma a una larga lista de prestaciones que pretenden acompañar los diferentes estilos de vida de cada uno de sus empleados. “Lo que nos encontramos en nuestra población de mujeres es que hay quien decide emprender el capítulo de la maternidad en diferentes momentos”, detalla Góngora.

Para las que ya son madres, la empresa diseñó la licencia de maternidad de 120 días, implementó condiciones flexibles de trabajo hasta que el niño tiene seis años y acondicionó una salsa de lactancia, entre otros beneficios. “Pero también encontramos a quienes deciden postergar la decisión por motivos personales. Y para ellas quisimos crear las condiciones para acompañarlas en esta decisión personal”, agrega la ejecutiva.

En los últimos cuatro años, más empresas han sumado esto a su paquete de beneficios. En Estados Unidos, alrededor de 5% de las organizaciones con más de 500 empleados ofrecen este beneficio. La cifra sube a 10% entre las de más de 20,000, según la Encuesta Nacional de Planes de Salud Patrocinados por Empleadores de la consultora de recursos humanos Mercer. Para diseñar su programa, Mercado Libre realizó un proceso de benchmark, principalmente, entre empresas de Silicon Valley. “También son tecnológicas y lo que nos encontramos es que siempre termina estando alineado con la decisión de cada persona”, afirma Góngora.

A favor y en contra

Y, a la vez que aumenta su implantación, el debate centrado en la mujer, la fertilidad, la familia y el desarrollo profesional crece. “Hay una responsabilidad muy grande de la empresa en encontrar la forma de ayudar a sus colaboradores a que puedan tener una familia si lo desean, que no sea la empresa un obstáculo para crear una familia, ni la familia algo que no permita avanzar en la carrera”, afirma Eugenio Gómez, director del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), de IPADE Business School.

Para el especialista, un riesgo a la hora de valorar los apoyos que ofrecen las empresas es caer en “falsa salidas”: medidas que pueden parecer de ayuda, pero que, en realidad, no es una verdadera ruta para fomentar el balance entre la faceta laboral y la familiar. Y apunta a que la posibilidad de congelar los óvulos puede convertirse en una de ellas, ya que puede pesar más el objetivo de que la empresa no pierda productividad sobre el bienestar del talento.

“Es una decisión personal, pero es como cuando le cambias el precio a algo: si le bajas el costo a un bien, habrá más interés por consumirlo”, opina. “A la empresa le puede convenir, pero, en realidad, estás aplazando el problema, no solucionándolo”.

Góngora, sin embargo, apunta que el beneficio, al que aún no se ha acogido ninguna colaboradora, forma parte de toda una serie de medidas de apoyo a la familia. Y advierte que, además de por una decisión personal, que puede incluir desde un planteamiento de crecimiento laboral en un momento determinado, hasta una situación de pareja, puede estar motivado por una necesidad de salud, especialmente para pacientes aquejadas de cáncer.

Nuevas formas de vida

Otro factor que entra en juego son los nuevos ciclos vitales. Muchas mujeres, sobre todo, las que se encuentran en el mercado laboral, están retrasando la edad a la que tienen su primer hijo debido a que no sienten que sea el momento adecuado. A la vez, temen que para cuando llegue este momento, ya sea demasiado tarde biológicamente.

Por eso, Martha Tarasco, académica de la Facultad de Bioética de la Universidad Anáhuac, sostiene que el debate debe ir orientado a qué es lo mejor para el futuro hijo. “Existen implicaciones biológicas de una maternidad tardía, porque el embarazo es una sobrecarga al corazón, a los músculos, el esqueleto…”, afirma la especialista. “Pero, también, puede haber momentos en que la mujer sabe que si no puede tener un hijo en un momento determinado, no lo podrá tener después, como en el caso de un cáncer de ovarios”.

La especialista apunta que, al final, todo se centra en el hecho de que la mujer decida cuándo va a tener un hijo y hay múltiples motivos que pueden llevarla a pausar su deseo de ser madre. “Por eso, no hay que juzgarla. Se trata de una decisión personal”, concluye.

En breve

Expansión: ¿Cuál es el propósito de lanzar este beneficio?
Alessandra Góngora: Acompañar estilos de vida y decisiones personales. El propósito para nosotros gira siempre en torno a las personas con las que trabajamos y la experiencia que queremos que tengan con la organización.

E: ¿Qué recepción ha tenido la medida?
AG: Bastante positiva. El anuncio lo hicimos a través de nuestra plataforma interna de comunicación y tuvimos buena respuesta. Ha habido interés de varias mujeres, aunque ninguna lo ha solicitado todavía.

E: ¿Esperas que la medida influya en la atracción y retención de talento?
AG: Esperamos que tenga un impacto en el compromiso y la atracción de talento. Que se vea que Mercado Libre te acompaña en tus decisiones y trae iniciativas innovadoras.

Publicidad

El programa en 5 datos

1. En qué consiste: Mercado Libre ofrece apoyo económico para sus colaboradoras que deseen preservar sus óvulos.

Publicidad

2. El apoyo: La empresa financia 70% del costo del tratamiento de extracción de óvulos, con un tope de hasta 5,000 dólares. Es decir, Mercado Libre apoyaría con un máximo de 3,500 dólares.

3. Puesta en marcha: En julio de 2017.

4. A quién está dirigido: A cualquiera de sus colaboradoras, sin importar la posición que ocupen. En Mercado Libre, 51% de la plantilla está formada por mujeres y la edad promedio es de 33 años.

Publicidad

5. Requisitos: Quienes opten por este apoyo deben tener más de 33 años, edad recomendada a la empresa por especialistas en fertilidad. Además, deben tener al menos un año de antigüedad en la compañía para poder optar al programa.

NOTA DEL EDITOR: Este reportaje fue publicado en la edición 1245 de la revista Expansión.

contenido importado via RSS desde Expansion.mx

Visita expansion.mx

DA TU OPINIÓN, QUEREMOS LEERTE 🤳👨‍💻👩‍💻 | #TiempoRegio ☀

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más