Tiempo Regio Diario Informativo

Llega a México terapia oral de corta duración para Esclerosis Múltiple

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

  • El pasado 1º agosto de 2019, la Cofepris aprobó Cladribina Comprimidos, un tratamiento innovador, que ofrece un balance de eficacia, seguridad y comodidad de administración.
  • En el marco del Día Internacional de la Mujer, Especialistas exponen que la Esclerosis Múltiple es 3 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

Guadalajara, Jalisco, marzo de 2020.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha aprobado el nuevo medicamento de toma oral de corta duración, Cladribina Comprimidos, desarrollado por la farmacéutica alemana Merck para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente (EMRR), que ofrece una terapia innovadora y simple, realmente única en su especie.

México se une a más de 60 países que cuentan con este fármaco

Este tratamiento ha demostrado una alta eficacia y buena tolerancia en pacientes que ya lo han utilizado, además, posee un perfil de seguridad bien definido, que ha permitido que la carga de monitorización sea la más baja de todas las terapias de alta eficacia para la Esclerosis Múltiple, siendo así, una excelente opción para quienes, hasta hoy, debían suministrarse medicamentos diariamente durante toda su vida.

Con esta aprobación, México se une a los más de 60 países de todo el mundo que ya cuentan con este medicamento; incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, Australia y 10 países de América Latina.

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

El Dr. Fernando Cortés Enríquez, Neurólogo y Especialista en EM, Neurólogo del Hospital General de Zona 14 del IMSS y en el medio privado; comenta para Tiempo Regio que la EM es una enfermedad inmune, es decir, una enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca al sistema nervioso central. El sistema nervioso central es el cerebro y la médula espinal. En esta enfermedad nuestro sistema inmunológico, que es nuestro sistema de defensa contra los bichos e infecciones, se confunde y empieza a atacar lo que no debe; en este caso, nuestro propio sistema nos ataca y empieza a atacar al cerebro y a la médula.

Por consiguiente, dependiendo de qué parte del cerebro y de la médula ataca, el paciente va a presentar síntomas diversos. Entre estos síntomas, se encuentran problemas de fuerza, problemas de sensibilidad, problemas para orinar, disminución de la vista de alguno de los ojos, el paciente puede presentar casi cualquier tipo de síntomas relacionados con el cerebro y estos síntomas habitualmente van y vienen, pero eventualmente van dejando cierta discapacidad.

Síntomas

Desafortunadamente, no se puede predecir el inicio de esta enfermedad, habitualmente hay varios síntomas que conocemos como más asociados al inicio de la enfermedad. Por ejemplo, en México es muy frecuente que los pacientes presenten neuritis óptica, es decir, se les inflama el nervio de un ojo y el paciente empieza a presentar dolor cuando mueve el ojo, empieza a ver los colores opacos, empieza a ver más borroso de ese ojo. A veces se dan cuenta cuando se tapan un ojo porque es muy frecuente que sea en alguno de los dos y esto puede durar varios días, hasta semanas y después empieza a mejorar un poco la vista, a veces puede que quede un poco afectada. Esos son unos de los síntomas comunes.

Asimismo, en nuestra población, es muy común que presenten de inicio entumecimiento de un brazo o de la mitad del cuerpo o de las piernas debajo de la cintura. Eso es muy frecuente que lo presenten; todos los síntomas de la enfermedad empiezan de forma aguda y duran en promedio, dos o tres semanas hasta que van mejorando y eventualmente desaparecen.

Se desconoce la causa de la EM

Otro síntoma muy común es el problema de equilibrio y problemas de fuerza: debilidad de un brazo completo, debilidad de la mitad del cuerpo o de las dos piernas. La característica es muy similar: como esos ataques se relacionan con inflamación del cerebro, suelen durar en promedio entre dos y cuatro semanas, después empiezan a mejorar. La edad media en la presentación de la EM, es entre los 28 y 30 años, sin embargo, se puede presentar desde los diez, quince años o hasta los 60. El grupo más afectado desde el inicio de la enfermedad, habitualmente, es entre los 20 y los 40 años, justamente en la edad más productiva. Es por eso que genera tanto problema de discapacidad.

Como lo mencionó líneas atrás el Dr. Cortés Enríquez, se desconoce la causa de la EM, pero se sabe que hay algo que desencadena la autoinmunidad en el cuerpo, que hace que se confunda nuestro cuerpo, pero no hay una causa exacta. Probablemente, sea que nuestro sistema inmune se confunde con un virus, que tal vez se parece a una parte del cerebro; luego empieza a atacar pensando que es este virus o este organismo externo, pero una causa precisa o bien identificada, todavía no se conoce.

La EM no respeta ningún grupo socioeconómico

La esperanza de vida de un paciente con EM se modifica muy poco, se sabe que se pierden más o menos entre cinco y diez años respecto a la esperanza de vida promedio, es decir, que una persona con EM, puede vivir 60, 70 u 80 años.

Realmente, no se afecta tanto el tiempo que una persona vive, pero si se modifica mucho, si no se trata, cuantos años va a vivir con discapacidad. Por otra parte, no hay un sector de la población específico, pero si sabemos que hay cierto componente genético en esta enfermedad. Esta enfermedad es más frecuente en personas que tienen una ascendencia caucásica, con ascendentes europeos o norteamericanos.

Realmente, la EM no respeta ningún grupo socioeconómico. Más bien, hay cierta predisposición a que la gente que tiene genes europeos. La EM es más frecuente en mujeres que en hombres, igual que todas las enfermedades autoinmunes. En el caso de México hay aproximadamente de dos y medio a cuatro casos de mujeres por cada hombre que padece la misma enfermedad.

Se estima que en México hay aproximadamente entre 10 y 15 mil habitantes con EM

Para el diagnóstico de la EM, es necesario que exista una sospecha clínica, es decir, cuando el paciente presenta los síntomas y características que mencionó el neurólogo líneas arriba, para solicitar un estudio de imagen y resonancia magnética para confirmar o rechazar esta hipótesis diagnóstica. Una vez que el cuadro es compatible, se diagnostica la enfermedad.

No se conoce la cifra exacta de personas con EM, pero se calcula la prevalencia de la enfermedad en doce o veinte de cada 100 mil habitantes. Se estima que en México hay, aproximadamente, entre 10 y 15 mil habitantes con EM. En Guadalajara tampoco se sabe la casuística precisa, pero probablemente existan alrededor de mil 500 pacientes con EM en Jalisco.

EM y depresión

Por otra parte, el Dr. Cortés Enríquez manifestó que hay diferentes causas para que los enfermos de EM padezcan depresión. Es muy frecuente que cuando el paciente recibe el diagnóstico de una enfermedad crónica, incurable y progresiva, sienta una carga muy pesada. Más aún cuando los pacientes son jóvenes entre 20 y 30 años de edad, suele ser un impacto bastante fuerte y que afecta mucho el ánimo.

Pero también, dentro del curso de la enfermedad, el cerebro se va lesionando y afecta la capacidad de manejar emociones. Por consiguiente, es frecuente que, en etapas avanzadas de la enfermedad, los pacientes tengan una predisposición mayor a tener alteraciones del ánimo, incluyendo la depresión y deben ser atendidos apropiadamente.

Dr. Fernando Cortés Enríquez
Cuando el cerebro se inflama

Asimismo, la EM es más común mientras más lejos se está del Ecuador, es decir, la exposición solar y los niveles de vitamina D tienen cierta participación en cómo se presenta y qué tan activa es esta enfermedad. Sin embargo, en nuestro país, pese a que hay buena exposición solar, los niveles de vitamina D en nuestra población, son bajos en promedio.  Además, los pacientes que padecen EM no tienen síntomas todo el tiempo; una vez que una parte del cerebro se inflama por la actividad del sistema inmunológico, dependiendo del área del cerebro que se inflame, será el síntoma que va a tener el paciente. Cuando eso ocurre, por ejemplo, el cerebro se inflama en una parte que ocasiona debilidad del lado izquierdo del cuerpo durante días o semanas, por citar un ejemplo.

A la presencia de estos síntomas, los neurólogos le llaman brote, recaída, exacerbación o ataque, cualquiera de estos cuatro términos es utilizado por los profesionales de la salud.

Si tiene alguno de estos síntomas, acuda con un neurólogo

La EM afecta exclusivamente al cerebro y a la médula espinal, pero como estos controlan casi todas nuestras funciones, el paciente va a tener síntomas en todo el cuerpo; es decir, nada fuera del cerebro se va a afectar, pero el cerebro ordena todo.

Los síntomas que el paciente puede tener son: problemas de la vista, problemas del equilibrio, problemas de sensibilidad, entumecimiento en alguna parte del cuerpo, problemas urinarios (urgencia urinaria o incontinencia), estreñimiento y problemas de marcha.

Por último, el Dr. Cortés Enríquez puntualizó que, en caso de tener síntomas, acudan con un experto; porque es muy importante tratar a tiempo esta enfermedad, eso puede transformar muchísimo la evolución de la enfermedad.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más