Tiempo Regio Diario Informativo

Llega a la pantallas «Z», ¿Que sucedería si el amigo imaginario de tu hijo, aterroriza tu hogar?

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

«Z» dirigida por Brandon Christensen y protagonizada por Keegan Connor Tracy, Jett Klyne, Sean Rogerson es una película de fórmula, donde niños creepys con madres débiles sienten que no pueden proteger a sus hijos.

Demasiadas películas hemos visto con esta fórmula, películas las cuales nos hacen creer que es una película cien por ciento de terror, cuando lo que nos hace sobresaltar es las sorpresas y sonidos, más que la historia misma.

El Film nos muestra a Josh un niño de 8 años que tiene un amigo imaginario que llama «Z», en un principio sus padres no le toman importancia, sin embargo, poco a poco el comportamiento de Josh empieza a cambiar de forma drástica, al grado de cometer acciones reprobables en su escuela, haciendo que lo suspendan, su madre «Beth», preocupada por la conducta de su hijo, trata de volverlo un poco más sociable, sin embargo un acontecimiento atroz con un compañero de Josh provoca que empiecen a suceder extraños sucesos relacionados con su amigo imaginario, hasta llevarla a un punto que tendrá que tomar una decisión sin salida.

Esta cinta, sigue un clásico in crescendo, el cual nos muestra algunas escenas de terror algo curiosas y predecibles, pero que hacen que sea algo entretenida y hasta divertida.

Las actuaciones Keegan Connor Tracy como “Beth”, madre de “Josh”, y del propio Jett Klyne como protagonista, hacen que salven la película, aun por encima de la historia, que, poco logra conectar en el espectador. en algunos personajes, como el padre de Josh, (Sean Rogerson), lo proyectan como un padre ausente y hasta incompetente, pasa prácticamente desapercibido, mientras que otros personajes no tienen mucha razón de existir en la historia.

La fotografía es oscura, dando ese toque para llevarnos al susto, mediante los efectos de sonido, es decir, nos lleva a predecibles saltos de sorpresa, pero que logra conseguir algunos momentos impactantes al espectador.

Algo interesante, es, que «Z» mantiene intrigado al espectador y genera dudas, sobre, si es un personaje sobrenatural o es producto de la imaginación de un niño, y el giro que da la historia a media trama, salva el que esta película sea recomendable, para quienes gustan del género de terror con sustos predecibles y un interesante final.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más