Tiempo Regio Diario Informativo

El dilema de creer o no creer en lo paranormal

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Estamos en un momento de la historia en que muchos piensan que el saber y el creer son los mismo, pero están en un error. De hecho, para algunas “personas de fe”, el solo creer en algo lo hace irrefutable e innegable. Lo que no piensan es que, si creen en algo falso, por más que lo crean o lo prediquen, seguirá siendo falso.

Aquí es donde nos metemos en esos temas de lo llamado paranormal o sobrenatural, en donde esos hechos o fenómenos que, según varias personas, rompen con las leyes de la naturaleza. Nos referimos a esos acontecimientos que tanto intrigan a unos, pero causan temor a otros, y que generan narraciones que llenan bibliotecas enteras, de los cuales no hay respuestas por falta de investigación seria y formal.

Es aquí cuando se pone en tela de duda la labor de esos que se autonombran: investigadores de fenómenos paranormales. De ésos autonombrados parapsicólogos que afirman dedicarse al estudio e investigación de los eventos que tienen apariencia de “misterioso”. Pero no hacen ni lo primero, ni lo segundo. Les explico, cuando surge el rumor o reporte de un aparente fenómeno paranormal en algún sitio, ellos acuden al lugar a tomar video o fotografías del lugar y tratar de entrevistarse con los presuntos testigos del evento. Tratan de sacarle lo más posible a su testimonio, explotando todo detalle posible que pudiera considerarse extraño o anormal.

De los videos y fotografías que captaron en el lugar, les hacen una revisión en computadora para tratar de ver en ellos algo extraño o fuera de lo común, incluso forzando el hecho de que parezca anormal algún sonido e imagen, incluso buscando pareidolias para que aparenten ser algo que no son. Y, por último, lo muestran en alguna página en redes sociales, revista, programa de tv o página web como si fuese una “investigación”, en donde ellos asegurarán que ahí ocurren fenómenos paranormales.

Siendo honestos, eso no es investigar, cuando mucho, es apenas hacer pesquisas, recoger datos, pero eso no es una investigación. Nunca hacen algún análisis a profundidad para tratar de explicar el presunto “hecho extraño” con el fin de resolverlo y desmitificarlo. Se supone que para eso se investiga, para buscar solucionar el misterio y que se descarten o confirmen las hipótesis iniciales de tal fenómeno. Eso de afirmar que un supuesto fenómeno “raro” es paranormal, es un simple acto de pereza mental.

Debemos de saber que el simple testimonio de una persona, que cree haber sido testigo de un presunto fenómeno extraño, no es una evidencia de peso, ni suficiente, para afirmar que algo fuera de lo ordinario haya ocurrido realmente. Un testimonio no tiene el peso suficiente para así asegurarlo. Por otro lado, una imagen en video o fotografía, o un sonido grabado, tampoco es una prueba de gran peso para asegurar que en ese lugar haya ocurrido un fenómeno que pudiera considerarse de índole “paranormal”.

Una imagen o sonido no pueden ser una «evidencia de peso», pues la imagen es fácilmente manipulable, ya sea por quien la captó o por quien la «analizó» en un principio. En muchos casos, lo que para unos es un ángel o un “ser de luz”, en realidad solo se trata de los lensflare, los reflejos y destellos en el interior del lente de la cámara. En muchos otros casos, no son más que simples pareidolias.

Una evidencia auténticamente de peso sería alguna prueba física del presunto fenómeno, lo que nos permitiría realizar un verdadero análisis profundo e inquisitivo del mismo, y del cual se podría arrojar la solución del aparente misterio, ya sea para descartar o confirmar si algo fuera de lo ordinario ocurrió ahí. Recordemos que hasta el mismo aire, a pesar de que no se puede ver, puede ser analizado y medido, con mayor razón cualquier otro fenómeno que sea real.

Muchos de esos “investigadores”, que hasta ponen canales «VIP» o «oro» en redes sociales para hacer deplorables espectáculos, metiéndose a casas abandonadas o panteones por la noche, aseguran que estos presuntos fenómenos paranormales «rompen con las leyes de la ciencia». Esto es falso, pues si pueden ser captados por una cámara de video o fotográfica, entonces están bajo las leyes de la física, pues presentan la refracción de la luz, un fenómeno natural plenamente estudiado y explicado por la ciencia.

Si algo se mueve, puede verse o ser escuchado, pero no sabes que es, no quiere decir que sea «paranormal», solo quiere decir que te hace falta analizarlo más para comprenderlo.

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más