Tiempo Regio Diario Informativo

El amor no es ficción

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La actriz Jada Pinkett ha sido atacada en redes sociales por la infidelidad a su famoso esposo, Will Smith. La relación extramarital con el amigo de su hijo (veinte años más joven que ella), ventilada a través de su programa «Red Table Talk» en Facebook Watch, ha sido blanco de memes, chistes y comentarios donde los usuarios, en su mayoría mujeres, se hacen las siguientes preguntas: ¿Cómo le pudo hacer eso a alguien tan guapo y carismático? ¿Lo está desperdiciando? Todo esto, dando por sentado que el actor es un “pan de dios” que no comete errores, o que solo por el hecho de “ser guapo” no debería sufrir una infidelidad.

Las mujeres seguimos señalándonos y acusándonos entre nosotras mismas. Tal vez está «historia de amor» superó la ficción, tal vez no hay “buenos” y “malos”. Ignoramos la versión de Jada, donde aclara que fue durante un break que la pareja se dio hace cuatro años. Mi pregunta es: ¿Hubiera pasado igual con Will Smith? ¿Es una cuestión de machismo o de la simpatía que goza el protagonista de Men In Black?

El llamado “Príncipe de Bel Air”, cuenta con el privilegio de tener muchos más fans, entonces, en una situación similar, ¿Le hubiera perjudicado igual? ¿Habría destrozado el corazón de miles de fanáticas? Smith no es la víctima, ni tampoco su esposa, solo están idealizando su imagen de chico bueno pasando por alto la libertad sexual de cada individuo.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más