Tiempo Regio Diario Informativo

Cultura de género y feminismo

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

¿Qué nos dejó las marchas y manifestaciones del 8M en nuestro país? Pareciera que no mucho, pues la cultura machista y las ideologías de odio impulsadas por líderes políticos y religiosos siguen enquistadas en la sociedad como parásitos que drenan sangre del cuerpo que los porta.

La frase de “primero las mujeres, luego las paredes” sólo nos hizo recordar que muchas congéneres de ese movimiento no conocen realmente toda la historia, ni la problemática actual, que viven las mujeres desde hace muchas décadas. Algunas siguen tomando las actitudes y posturas de sus opresores, demostrando ese subproducto de haber sido dominadas y sometidas por tanto tiempo.

Pero algunas no comprenden que deben de romper ese estigma, o paradigma, no tienen por qué ser como los hombres, y mucho menos comportarse como ellos. Tienen que lograr su propio lugar, su propio nicho en la sociedad, siendo ellas mismas, tal como son, sin las máscaras que los grupos de poder buscan que ellas se pongan.

Las grandes luchadoras de ese movimiento siempre han dado la cara, de frente les hablan a todos, como debe de ser, con valor, honor y dignidad. Emular el caos y atacar negocios inocentes no es la forma correcta. Ellas podrían ser las siguientes víctimas de sus propias protestas en futuros años de lucha.

Recordemos que el movimiento feminista original, es de mediados del siglo pasado, las mujeres sí atacaron empresas, pero era sólo las de los líderes políticos (y religiosos) que se oponían al movimiento y que las atacaban directamente. No vandalizaron establecimientos ajenos a su lucha, pues la lucha para obtener sus metas y logros tenía que ser inteligente y organizada, y lo lograron en su momento.

De ahí surgió la cultura de género, porque es la lucha por el género humano, pero pareciera que muchos todavía no comprenden esto. Son mentes incultas nubladas por ideologías de odio.

Lamentablemente, de nuevo el machismo volvió a retomar fuerzas, sí, pero es porque no se educa con firmeza en valores y virtudes humanas, algo que la cultura de género comenzó apenas en los 90´s en México. Hablar de machismo o feminismo debería de ser algo obsoleto, la lucha es por el género humano, no por una tendencia sexual, eso es irracional.

Hombres, mujeres y comunidad LGBT, todos valemos lo mismo ante la ley, y ante la sociedad así debe de ser también. Es ilógico que muchos servidores públicos se sigan guiando por ideologías de más de 2,000 años de antigüedad, y más si esas creencias ya han sido desmentidas por la ciencia de forma constatable y corroborable.

Por eso, la lucha de las mujeres es la lucha de todos, y todos debemos de opinar, también los hombres, pues son un peldaño que puede marcar la diferencia en esta lucha. Pues mientras que no reconozcamos que el verdadero valor de los seres humanos depende de sus valores y virtudes humanas, no de sus creencias o posesiones, no podremos avanzar como sociedad.

Por eso esta sociedad mocha sigue estancada, porque se sigue venerando creencias caducas que fueron creadas en épocas muy antiguas, que ya no deben tener validez en nuestro presente, mucho menos si van en contra de los derechos y libertades humanas.

En esta lucha no importa el “yo creo que”, lo único que debe de importar es las libertades y derechos de las mujeres, que dejen de ser cosificadas y vulneradas, pues en una sociedad, donde algunos de sus miembros siguen siendo vejados bajo conocimiento de la autoridad, esa sociedad seguirá estancada en el oscurantismo.

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más