Tiempo Regio Diario Informativo

15 años de Archivo Insólito

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Son ya 15 años de un proyecto que parecía muy difícil, pues envolvía temáticas aparentemente muy dispares, como son los temas de misterio, el periodismo y la objetividad; pocos creyeron al principio, pero se cumplió la meta.

Lo que parecía la batalla de uno solo, resultó ser la de muchos, y muchos más se involucraron en este proyecto que surgió como una simple idea, informar seriamente sobre el mundo del misterio al público. Ya había otros con ideas «similares» y que anteriormente buscaron esto, pero lamentablemente la discriminación de algunos y el poco apoyo de otros no les permitió avanzar como debieron.

Al principio nos topamos con todo, desde personas que intentaron «criticarnos» al creer que era simplemente un fanático más de los temas de misterio; posteriormente esos mismos fanáticos fueron aquellos que nos «atacaron» diciendo que éramos parte de los llamados «debunkers» o refutadores. Me pareció casi increíble ver cuántas personas son enemigas de hablar con la verdad, y de que les hablen a ellos mismos con la verdad de frente. Pero, en fin, es su problema. El público merece que le hablen con la verdad, y el periodismo nos obliga a ello.

Sin embargo, nunca faltaba alguien que, hipócritamente, se rasgaba las ropas al decir que intentábamos adueñarnos de la «verdad», cuando únicamente nos limitamos a mencionar la realidad, y a evidenciar los hechos tal como son.

Cuestionamos y pusimos en dudas muchas «hipótesis», cuando lo consideramos prudente para poder esclarecer algunos conceptos, y esos «expertos» consideraron un insulto dudar de ellos, siendo que, para empezar, no teníamos por qué creerles, si nunca nos dieron las evidencias para hacerlo.

Pero también nos topamos grandes personas que supieron enseñarnos como andar por este mundo del misterio: Calmado, con inteligencia y a paso firme. Que nos demostraron ampliamente que sí se puede hacer investigación seria, lógica y racional, dentro del mundo del misterio; exponiendo resultados muy positivos de sus investigaciones, y que nos recordaron que el objetivo principal de la investigación en este campo es desmitificar los misterios.

No puedo dejar de mencionar a los grandes periodistas-investigadores de origen español, Fernando Jiménez del Oso y Manuel Carballal, quienes han sido todo un ejemplo a seguir en este campo, y a quienes siempre he admirado.

Varios grandes maestros supieron corregir y encaminar de mejor manera nuestra fuerza en muchos sentidos. Fueron buenos mentores, sin desearlo, y en algunos casos sin saberlo. Fueron excelentes guías dentro de este mundo rodeado de tantas tinieblas informativas.

Y no puedo olvidar a todas esas bellas personas que apoyaron este proyecto desde un inicio, y que lo siguen apoyando hasta el momento, que en los momentos más difíciles nos ayudaron a levantarnos y seguir adelante. Que siguen exigiendo, a su humilde servidor, la misma calidad de contenido que al principio, y más, si se puede.

El público tiene todo el derecho a exigirnos, a cuestionarnos, y es nuestra obligación el responder y dar respuesta a todas sus interrogantes.

Como anteriormente había dicho, cada día me vuelvo más escéptico de estos misterios, pues ya no me conformo con creer, ahora busco conocer, por lo que exijo las evidencias para poder saber, a ciencia cierta, lo que hay en estos temas. Ser escéptico no significa no creer en ellos, significa exigir evidencias para poder saber más de ellos.

Pero aclaro, soy escéptico, no un negacionista, pues no los niego. Simplemente pido las debidas pruebas y evidencias para poder verificar su confiabilidad. Sé que en este mundo hay fenómenos reales que todavía no tienen una explicación palpable, pero, investigando de manera seria, se podrá averiguar su realidad.

A nadie hay que creerle lo que dice de “a gratis”. La credibilidad se gana con pruebas, con evidencias, trabajando con objetividad e imparcialidad; en otras palabras, trabajando con seriedad, no nada más saliendo en programas de entretenimiento en radio, televisión o en canales de videos, presentando siempre la misma “paja”, sin contenido de valor o que aporte algo a este campo.

El público tiene todo el derecho a exigirnos, a cuestionarnos, y es nuestra obligación el responder y dar respuesta a todas sus interrogantes, con pruebas y evidencias, pues, aunque parezca molesto para algunos, nosotros somos los que resultamos ganando, pues así certificamos (o rectificamos) todo lo que exponemos ante las personas.

Ya solo me resta darle las gracias a todos lo que han colaborado conmigo en estos 27 años de carrera: Editores, redactores, camarógrafos, jefes de información, investigadores, científicos, etc., y a todas esas bellas personas que se acercaron a mí, brindándome su confianza al compartirme sus experiencias fuera de lo normal.

Espero poder seguir siendo de utilidad y servicio para todos ustedes los interesados en el hoy todavía llamado «mundo del misterio», que, eventualmente, deberá de desaparecer, si seguimos realmente en búsqueda de la verdad.

¡Que todos tengan una muy bella y desmitificante noche!

 

http://twitter.com/belduque

https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leér más